7 razones para cambiar tu web

7 razones para cambiar tu web

Muchas empresas y profesionales introdujeron a Internet hace años, en una época anterior a las redes sociales ya la proliferación de los teléfonos móviles, cuando muchas de las tecnologías actuales no existían y el SEO era un concepto del que no se había oído hablar .

Seguramente, uno de los principales problemas es que la creación de esta primera web corporativa se hizo sin unos objetivos claros, simplemente se trataba de estar en Internet, porque era la tendencia y era «moderno». Además, los medios de comunicación y algunos gurús ya auguraban que la red y el comercio electrónico eran la panacea para que las empresas pequeñas puedan tener oportunidades de negocio en un mundo cada vez más globalizado.

Por desgracia, la mayoría de estas páginas se quedaron en una simple intención, con una nula actualización de los contenidos y apenas se les prestó atención, más allá de recibir de vez en cuando un formulario de solicitud de información de algún navegante que por casualidad llegó a encontrarla en el más profundo de los resultados del buscador de Google.

PERO CUÁLES SON LAS RAZONES PARA RENOVAR TU WEB URGENTEMENTE?

  1. Imagen

    Sólo esta razón es suficiente para dar el paso; En diseño web, como en todo lo relacionado con la imagen, hay unas modas y tendencias, por lo que al margen de lo bien que luzca una web en el momento de estrenarla, al cabo de un máximo de cinco años se verá anticuada.
  2. La llegada de los móviles y tablets
    Nadie pensaba antes de la llegada de los teléfonos inteligentes que el principal dispositivo para buscar y consumir contenidos en la red sería el teléfono móvil. Una web que no esté adaptada para ser visualizada en estos dispositivos estará renunciando al 50% de la audiencia potencial, ya que las últimas cifras estiman que sólo la mitad de los visitantes de una web lo hacen desde un ordenador convencional. Es imprescindible contar con un diseño «responsive» que se adapte a todos los tamaños de pantalla y dispositivos, incluso pensar antes en los móviles que en el escritorio según el sector de nuestro público.
  3. Usabilidad
    Al igual que el aspecto visual de la web estará obsoleto, también lo estará la estructura, menús de navegación y en definitiva todo lo relacionado con la experiencia del usuario, provocando que los usuarios no encuentren la información de forma rápida, s ‘aburran o les sea complicado moverse por la página, abandonándola en los primeros segundos.
  4. Tecnologías obsoletas
    En Internet el tiempo pasa muy rápido y lo que hoy es el mejor, mañana estará desfasado, por este motivo, las páginas de más de 5 años están llenas de FLASH, inútil en los móviles, componentes ActiveX sólo compatibles con el viejo Internet Explorer y otros fósiles tecnológicos que arruinan el posicionamiento, producen fallos y en el peor de los casos, imposibilitan el correcto funcionamiento de la página. El estándar actual es el HTML5, que es compatible con la inmensa mayoría de dispositivos y es ideal para los contenidos dinámicos y facilitar el posicionamiento en los buscadores.
  5. Posicionamiento
    El posicionamiento en los buscadores y más concretamente el SEO o posicionamiento orgánico, es el concepto de moda en la gestión de contenidos web en la actualidad. Se trata de todas aquellas técnicas y métodos de organización de los contenidos para que los buscadores sean capaces de indexar y asociar nuestra web a las palabras clave que nos interesan. Los algoritmos que utilizan los buscadores para clasificar la información y situarla en una posición u otra según la relevancia son complejos y van evolucionando constantemente. Si tu web es antiguo y no la has modificado, seguramente posicionará mal o no posicionará en absoluto. En resumen, no te encontrarán.
  6. Nuevas funcionalidades y gestión de contenidos

    La evolución de la tecnología afecta no sólo a los navegadores y los lenguajes de programación web, también evolucionan a velocidad de vértigo de los diferentes servicios disponibles y las herramientas al alcance de los desarrolladores para dotar a la página de funcionalidades avanzadas. La integración con redes sociales, pasarelas de pago, buscadores, mapas, servicios de lo más variado que es posible incorporar a la página web.Los gestores de contenidos con WordPress al frente como líder indiscutible han posibilitado que sea posible gestionar una página web, hacer actualizaciones, incorporar artículos, novedades, productos y todo tipo de contenido multimedia de forma muy sencilla sin conocimientos avanzados de informática. Es momento de cambiar la vieja web estática y desactualizada e incorporar la gestión de contenidos convirtiéndola en un espacio de comunicación, ágil y actualizado continuamente.
  7. El efecto NOVEDAD

    Por haberlo situado en última posición, no menos importante, dado que una renovación de la página web constituye una oportunidad para replantear la estrategia en Internet de la empresa, aprovechar la ocasión para realizar acciones de promoción y marketing, un cambio en la imagen corporativa … en definitiva, renovar y aprovechar el efecto «novedad».

 

Tags: